El trastorno del espectro autista explicado de forma sencilla.

TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA:

Hay muchos grados de TGD y/o autismo. Por eso se habla de Trastorno del espectro autista ya que existen grandes diferencias dentro de las personas con TGD y/o Autismo:

Intelectualmente, los niños pueden estar más o menos afectados. Es decir, hay casos en que tienen una discapacidad mental asociada a la enfermedad, pero en otros casos su inteligencia es normal e incluso superior a la de un niño sin este trastorno.

Algunos niños afectados de forma ligera manifiestan retrasos leves en el lenguaje y mayor déficit en la competencia social. Pueden presentar un buen nivel en habilidades verbales, de memoria o relaciones espaciales, pero encuentran dificultad en la actividad imaginativa. Otros más afectados necesitan apoyos de forma intensiva incluso en las pequeñas actividades de la vida cotidiana.

Imagínate la gama de azules que podemos encontrar, desde el más claro al más oscuro. Hay tantos niveles diferentes de afectación como posibles azules. Como hay tantos grados diferentes, no existe un único tratamiento que vaya bien para todos los niños: la atención es individual. 
Hay niños con TGD y/o autismo que van a la escuela ordinaria, (integrados, con apoyos), pero hay otros que van a escuelas de educación especial.

Todos ellos deben recibir ayuda por parte de los profesionales y sus familias para que crezcan y potencien sus capacidades de manera que puedan ser tan autónomos como sea posible.

En contra de los que hemos oído en muchas ocasiones, el niño con TGD y/o autismo es capaz de tener un buen contacto visual, demostrar cariño, sonreír y mostrar una variedad de emociones, pero en diferentes grados. Como cualquier otro niño, ellos responden al medio ambiente de forma positiva o negativa.

0 comentarios: