Conciliación de la vida familiar, laboral y el autismo: misión imposible.



Estoy de baja. Espero sea algo pasajero, pero no me encuentro bien. Desde el domingo comencé a sentir un dolor de cabeza que no se me pasaba con nada, y malestar. Además la niña está bastante nerviosa, y no descanso demasiado.

Hoy he ido al médico y me hizo una exploración de la espalda. Dijo que la tengo completamente contracturada y especialmente en las cervicales. Casi no podía girar el cuello. Dice que por eso son los mareos, el dolor de cabeza, me molesta la luz, los ruidos, y no logro dormir bien.

Este curso he tenido que pedir una reducción de jornada, por razones de cuidado de hijo minusválido, porque me era imposible trabajar a tiempo completo y criar a mis dos hijos a la vez.
Gloria y Diego están constantemente enfermos, cuando no es uno, es el otro y cuando no los dos. Diego puede quedarse con cualquier persona de confianza, pero Gloria no. Cuando Gloria está enferma sólo quiere estar conmigo, y además tiene conductas agresivas con las personas que vengan a cuidarla. Se pone histérica y sólo se alivia en mis brazos. (Si es muy bonito que tu hija busque tu protección y te demuestre amor, pero muy poco práctico para ir al trabajo.)

Un día se escapó por el portal, llorando,se metió en el ascensor,iba detrás de mi, desde entoces tenemos que cerrar la puerta con llave,cuando me voy y la dejo con alguien, que es pocas veces y cuando no queda más remedio.

Con su padre se queda encantada siempre que no esté enferma. Cuando algo va mal, se pone encima de mi, abrazada y no se suelta hasta que se cura.

Yo se que si trabajara en una empresa privada ya me hubieran echado del trabajo o lo tendría que haber dejado yo. No me creo que ninguna empresa privada aguante esto.

Tener un hijo con alguna enfermedad o trastorno puede acabar en que uno de los dos tenga que dejar de trabajar, al menos hasta que pasa la crianza. La conciliación de la vida familiar y laboral es difícil en circustancias normales, no digamos en las nuestras que son nunca mejor dicho "especiales".

Yo lo paso muy mal si me tengo que ir a trabajar y dejar a Gloria enferma, porque sé que se pasa el tiempo llorando, y buscándome. No me voy tranquila. Me siento mala madre. A mi marido le pasa al revés, se siente culpable por no ir a trabajar y quedarse con los niños enfermos. Debe ser algo instintivo. La mujer a cuidar y el hombre a trabajar. Muy machista pero al final suele ser así.

Mi espalda está fatal, me imagino que como las espaldas de cualquier madre o padre de un niño con problemas de movilidad o conducta. Hoy estoy bastante cansada. Pero tengo que curarme el cuello para seguir ayudando a mis hijos. Así que me voy a la camita a descansar. Y a ver si con suerte logro que me den algunos masajes de fisioterapia que me estiren todos los nudos musculares que tengo en mi maltrecha espalda.

Ya os contaré.

6 comentarios:

Makoke dijo...

Cuídate bonita que es que llevas mucho encima... Verás como todo va mejorando. Ya sabes ¡¡tú puedes Pelaya!!!

Ánimo y espero que te mejores.

Un bso muy fuerte

Isabel dijo...

Ay Eva, siempre decimos, hasta que el cuerpo aguante, pero todo tiene un limite, no somos maquinas. Así que te pido de corazón que te cuides, y aprovecha estos días que tenga de baja y descasa muchooooooo.
Los niños dan mucho trabajo, y más si tienen ........ . Quien es la persona que la conoce mejor, la cuida, le da cariño, besito, la baña,le da de comer, juega, canta, ......, pues tu, la madre que la pario. Besitos guapa.

Cuca dijo...

Como te comprendo! Yo tambiépadezco de la espalda, aunque este curso lo llevo bastante bien. Alberto ha estado enfermito estos últimos quince días y yo te juro que iba a trabajar con muy pocas ganas y eso que mi marido no trabaja(tiene una inacapacidad laboral permanente por un accidente laboral) y lo cuida muy bien. El colmo es que el papá también cogió el virus y ahora me he puesta mala yo... Lo positivo es que él ya ha curado y eso es lo que importa. Cuídate mucho e intenta relajarte pues el 50% de nuestro problema es la tensión constante a la que estamos sometidas.
Besos y abrazos

mara dijo...

Madre mía con lo mal que se pasa con la espalda asi, como ves tu cuerpo ya te ha dado un aviso para que te tomes un kit kat, la verdad es que tienes toda la razón del mundo, a mi me es imposible trabajar con un niño que tiene mas vacaciones que dios, que hay que llevarle a mas centros y con un papa que trabaja dos jornadas y viaja mucho.
Hace dos años mi espalda me dio un superaviso, me quede pillada, no podia moverme y me desmaye del dolor tan fuerte, de coger al niño del suelo cuando tenia sus rabietas y cargarlo me quede sin discos.
ten cuidado porque te ha dado solo un aviso
recuperate y has rehabilitacion
besitos

Inma Cardona dijo...

Hola Eva, bienvenida al mundo de las contracturas. Yo llevo siempre un yunque cargado en mi cuello, si estoy un poco más nerviosa, el yunque aprieta y ya no puedo girar el cuello, voy en bloque. El ibuprofeno, los relajantes musculares, los antiinflamatorios, las pomadas... a veces ayudan, pero la verdad que en vacaciones de verano es cuando mejor estoy, sin prisas, sin rabietas por ir al cole, tranquila con mis niños. El estres del trabajo, la casa, los niños, los deberes, las terapias... el día a día es demasiado complicado.
Por otra parte comentarte que hay una sentencia que sienta precedente en el que despidieron a una persona por tener un hijo con necesidades especiales y por el que a veces faltaba al trabajo. Esta persona ganó el juicio y la empresa tuvo que readmitirla.
Bueno guapa, cuidate e intenta descansar, eso hace mucho, un beso Inma

MamideGlori dijo...

Gracias, ojalá en mi trabajo comprendieran la situación como vosotras. Si supieran lo que significa una rabieta de una o dos horas de duración, y el descontrol emocional que le sigue... Cuando paso un mal día, me quedo tocada, es como si perdiera la fuerza momentáneamente. Controlo la rabieta, y después me derrumbo.
Menos mal que cada vez son menos frecuentes, aunque más fuertes eso sí.
Gracias por vuestro apoyo.