Una de cal y otra de arena...

Bueno, el fin de semana ha sido variado. Sábado bueno, y domingo regular tirando a malo. ¿Por qué? Pues no lo sabemos.

El sábado tuvimos un día relajado, y pasamos la tarde en la playa, en el paseo marítimo, con los abuelos, tíos y primos. Fue un día muy agradable y divertido. Gloria y Diego disfrutaron mucho. Además está haciendo una temperatura muy buena,con unas tardes casi primaverales. Me encanta esta época en la que el calor no es axfisiante y se disfruta mucho de la luz y el sol.

Con la familia conversamos animadamente, todos valoraron los avances de Gloria, no tuvo ninguna rabieta, no extrañó a ninguna persona, jugó con sus primos, y estuvo muy cordial.

La verdad es que el comportamiento de Gloria es mucho más llevadero. Antes cada vez que íbamos al paseo, comenzaba a caminar en una dirección, y no permitía ni parar, ni darse la vuelta. Cuando debíamos volver, teníamos que agarrarla y todo el camino iba llorando, pataleando y gritando. No había manera de tranquilizarla. Sólo a base de ir un día y otro y otro, ella ha normalizado el paseo. Ya no tiene miedo, ya sabe lo que es "ir de paseo".

Es mucho más tolerante a las novedades que hace un año.
Lo mismo ocurría con la familia. Ahora va a casa de sus abuelos y no se angustia. Lo pasa bien, besa a sus abuelos y juega con sus titos. Antes sentía todo como un lugar extraño y no se separaba de mis brazos.
La mejoría es lenta pero continua.

Sin embargo cuando te descuidas, ZAS! retroceso. Después de este familiar y tranquilo sábado, llega un domingo de horror.

Obesiones, rituales, repeticiones, rabietas, lloros, gritos... no parece la misma niña.



¿Estará cansada?¿Será que las emociones de ayer salen hoy de esta forma? ¿Se estará poniendo enferma? No tenemos ni idea. Es así y punto.
Se puso a enfilar cartas, estuvo en el ordenador repitiendo números y palabras en el juego Trampolín Cero, leyó una y otra vez sus cuentos preferidos, cantó sus canciones... Pero en cuanto intentabas hacer algo fuera de lo ritual: MIEDO, "Tienes miedo". Es la ecolalia que nos dice.
Por la tarde fuimos al parque, pero nada más llegar comenzó a llorar porque el columpio no estaba quieto (pretendía que no se moviera), todo le molestaba.Tuvimos que volver a la media hora.
Cuando se obsesiona así, me da mucha pena porque no sabemos cómo ayudarla.

Al final chupete, almohada y un poco de brazos de mamá con una canción. Como si fuera un bebé chiquito. Si ya se, no debería tener chupete, mi hijo a esta edad no lo usaba, pero ella lo usa como consuelo y yo todavía no la veo madura para autocontrolarse sin él. Tarea pendiente por favor no me regañéis mucho.

Se calmó un poco cantándole esta canción. A Gloria le gusta mucho el estribillo. En enero hice este video resumen de mis 10 últimos años de vida, y todo lo que me ha pasado en esta década (que ha sido un montón de cosas). Hoy sentí de nuevo la sensación que aquí explico:




Esto es una carrera de fondo. En cualquier momento hay un retroceso, pero no se puede perder la meta. Además de un buen físico se necesita paciencia y visión a largo plazo, para no desesperar en esos momentos en los que creemos que vamos para atrás. Yo muchas veces pienso que retrocedemos, pero sólo para coger impulso...

6 comentarios:

Isabel dijo...

Que bonito el video Eva. Yo creo que aparte del retroceso, es más una forma de escape, de relajarse, y su manera es hacer sus rituales. Mira hoy Ginés a jugado un montón con sus primos y su hermano, pero ya era la hora de comer, y se quería ir a casa, y me insistia mucho si le iba a dejar a jugar con el ordenador, que consiste ver videos de trenes en yotube, se puede tirar horas y horas, yo a veces también me preocupo que se encierren en sí mismo, pero también tienen derecho de escapar de mundo. Por lo menos eso creo yo.
Besito Eva.

Graciela dijo...

Una canción preciosa Eva, tal véz cuando juega, corre al día siguiente esté excitada...como decimos aquí 'como pasado de revoluciones'???.
Algunos niños pueden saltar, correr, gritar y luego duermen tranquilos. Mis hijas cuando eran pequeñas y teníamos días que salían de la rutina, durante la noche no podían dormir, llamaban que tenían miedo.
El chupete se lo sacas cuando vos decidas, si bien es aconsejable a los 2 añitos...me ha costado bastante también. Ayer recordaba con una amiga, charlábamos de esas épocas:
Carla la mayor, le dijimos que debía dejarlo para que no dañara sus dientecitos...en la noche me decía 'por favor mami, quiero mi chupete', lloraba como un gatito, dijimos se lo volvemos a dár, no puede sufrir así...besos a todos!!!

mamiago dijo...

me ha encantado este vídeo... la canción es preciosa!!!

!a mi también me ha gustado el video! Lo que daría yo por estar dentro de su cabeza, 5 minutos, solamente.

Yoly dijo...

Que linda canción. J aún toma en biberón así que comprendo tu pensamiento e idea de no retirarle el chupete a Gloria.

Te comprendo muy bien y esto es así en el Autismo pero ánimo amiga, las cosas mejoran.

Maite dijo...

Me acabas de hacer ver que el comportamiento de Julen es mucho más llevadero cuando hacemos los paseos por los sitios de siempre que conocemos perfectamente. Me da la mano voluntariamente, se deja llevar, cambiar de dirección... no así cuando vamos a lugares nuevos.
Un video precioso Eva!