El descanso rural no fue tan descansado.

Bueno, aunque no tengo demasiado tiempo, voy a comentar algunas de las cosas más significativas de nuestra experiencia.
Como os conté, nos fuimos 3 noches a un hotel rural, en el Parque natural de Cazorla, en Jaén. Os recomiendo el lugar a quien no lo conozca. Es un lugar maravilloso, tanto para realizar rutas largas, como para disfrutar con niños pequeños. Tiene opciones para todos los gustos.

A Gloria y a Diego les encanta ir a hoteles, y sobre todo dormir en la misma habitación con nosotros. Es para ellos,una aventura divertida.
En la escapada nos acompañaba otro matrimonio amigo,con dos niños pequeños. Estábamos habitación con habitación, podéis imaginar las carreras por el pasillo de puerta en puerta,los cuatro pequeños, muertos de la risa.



Lo más positivo ha sido que Gloria se ha sentido como una más. Es decir, en todo momento ha querido ir con los demás niños, y aunque tuvo sus ratos de aislamiento, estaba pendiente de lo que hacían los demás y quería imitarlos.

Esto no ocurría hace unos meses. Gloria cuando estaba con niños que corrían o jugaban junto a ella, solía retirarse a un rincón, y empezaba a realizar sus recorridos rutinarios por el parque, o deambulaba por un rinconcito apartada de los demás. Se aislaba, y prefería estar sola.
Ahora sin embargo, busca a los demás niños y quiere jugar con ellos. Los llamaba por su nombre,les perseguía. Quería entrar en sus juegos. Y muchas veces lo consiguieron.

El problema es que no siempre sabe cómo. Si los juegos son de correr, saltar, trepar y demás, participa como cualquier otro niño, pero si hay algo más complicado se pierde, no comprende y se frustra.

Y eso le disgusta mucho. No desea ser aislada, y cuando no sabe jugar entra en rabieta, frustración y llanto inconsolable.



Lo más negativo de la escapada,ha sido lo que me temía: el tema de la comida.
Un auténtico suplicio.
Galletas, yogures, patatas fritas, pan, y sopa de fideos en el hotel por la noche.

No había croquetas, ni nada rebozado, y todo eran pescados o carnes a la plancha (buenísimos) pero que ella no acepta. No intentó probar nada nuevo, no imitó en eso a ninguno de los demás niños, y fue una constante preocupación para nosotros.

De los tres días tuvo rabietas fuertes el segundo y el tercero. Puede que debido a la sobreestimulación. Son demasiadas cosas para asimilar, y ella es muy sensible.
Las rabietas se explican porque tantas novedades, y cosas diferentes son muy difíciles de asumir en tan poco tiempo. Iba de novedad en novedad:
Vimos ciervos, jabalíes, tiramos piedras en los ríos, paseamos por bosques, en plena naturaleza. Llegaba un momento en que la saturación era demasiada y ella no podía más. No sabía qué iba a ser lo siguiente (nosotros tampoco). El campo es así.



No me arrepiento de haber ido, aunque no es la salida idílica que todos esperábamos. Más bien ha sido un agotamiento, porque cada vez que Gloria sentía miedo,o intensa emoción, se negaba a caminar, y yo tenía que llevarla en brazos hasta que conseguía tranquilizarla y lograr que de nuevo volviera a caminar. Mi espalda como siempre deshecha.

Diego se lo pasó muy bien, y estuvo con otros niños. Es muy bueno para él ver cómo son otras familias, y cómo viven otras personas. Los niños del otro matrimonio comían de todo, pero Diego sólo se animó a probar las natillas, y dijo que eran ¡un asco! Decididamente mis hijos son especiales para la comida. No les gusta ni las cosas que todos los niños adoran.

Os cuento una última anécdota graciosa:

Cuando íbamos en el coche, Gloria tuvo una rabieta porque quería escuchar una canción y no la encontrábamos en el cd. Cuando por fin se tranquilizó, Diego nos preguntó muy serio que por qué su hermanita no entendía lo que le decíamos, y no sabía hablar bien. Por qué gritaba tanto, y a veces nos pegaba o se tiraba al suelo.
Y lo más importante, nos preguntó ¿por qué los médicos no le curaban de una vez, lo que no le funcionaba bien en la cabeza?

Yo le expliqué que a Gloria le podíamos enseñar muchas cosas, y que iba a mejorar mucho, pero no había una medicina que la pudiera "curar".

Entonces Diego hizo la pregunta mágica:"Mamá ¿Cómo se llama eso que tiene la hermanita, y que por eso es especial? Y yo muy seria le contesté: Autismo.

Mi sorpresa vino cuando Diego me contesta: AH! Ya se! Eso lo he estudiado yo en el cole. Lanzan un martillo, saltan, corren, es un deporte que tienen muchas pruebas diferentes.

Os podéis imaginar el ataque de risa que nos dio a su padre y a mi.

No hijo, eso es Atletismo, y es un deporte, tu hermana no tiene atletismo, sino AUTISMO!!!!

Diego muy tranquilo contesto, bueno mamá es que las dos palabras, se parecen mucho.



En fin, continuará...Jajajajajajajaaj

15 comentarios:

Mamitaaaaaaaaaaaa!!! Pobre Diego!!!! Què lindo que lo hayan pasado bien. Los berrinches, la comida... bueno, es normal. Los cambios a todos los afecta. Que haya jugado con otros niños, vaya sorpresa!! ESO SI QUE ES SUPER BUENO!!!
LES QUEDA ESE LINDO RECUERDO!!!!!

Lo de los juegooos muy muy interesante!!
A Diego le vamos a poner un club de fans!! bueníiisimo, jejejee. Y tiene razón: !las dos palabras se parecen mucho!

Andrea dijo...

jajajajajajajajajaja!! Que inocentes que son los niños, se toman todo con tanta naturalidad, que hasta un momento de tensión lo convierten en algo gracioso.
Nosotras también volvimos de vacaciones, y tu historia es muy parecida a la mia, la comida, aunque le preparaba todo lo que le gustaba, no comió como come normalmente,es que ya con la exigencia de estar allí, era suficiente.

Besos! y abrazos para esos dos hermosos hijos que tienes!!

Andrea

Isabel dijo...

Hola, te he dejado un premio en mi blog. Besitos.
Más tarde me paso a leerte, que quiero enterarme bien de todo.

Ya tenía ganas de leer como os había ido. Me alegro que lo pasarais bien y ya veo que agotada.

Un abrazo
Carmen

Laura dijo...

Que hermoso lugar! Que paisajes de pelicula!!!
Que bueno que Gloria este jugando mas con otros chicos!!! Eso es super importante!
Entiendo lo de tu espalda, porque la mia esta igual!!! En cualquier momento tiron de ciatica y quedo dura!!!
Me alego que los chicos la pasaran bien...y nosotras descansaremos...algun dia!!!
BESOS DESDE BUENOS AIRES!

Isabel dijo...

Me he quedado sorprendida cuando has dicho que gloria llamaba a los niños por su nombre, Ginés tardo muchisimo.
Cuando se viaja con niños, pasa eso, quien no descansa somos nosotras. Pero seguro que te llevas un recuerdo muy bonito. Besitos para la familia.

Sandra dijo...

jajaja, que bueno tu hijo, mi hija Alba tiene 7 años y le dijo un día a una amiga que su hermano tenía autismo, y que eso no era ser un monstruo o algo así, sino una manera diferente de ser, tratamos de que crezca con esa idea. Que difícil es ésto a veces, pero salió bien el descanso,no?

un saluditooo desde Gran Canaria

Maite dijo...

Evaaaaaa
mañana vengo con más tiempo para ver las payasadas de Diego jajaja he leído justo lo último! geniaaaaaaaal!!!

vengo para avisarte que tienes un premio nuevo! precioso en forma y fondo!
http://hastalalunaidayvuelta.blogspot.com/2009/04/comparto-premio-recursos-educativos.html

un beso enorme (hija, siempre corriendo... )

Eva! Te merecès un premio!! Te lo dejo en el blog de Tomi
Besos

Jacqueline dijo...

Felicitaciones desde Primaria Aprender es fácil.

http://primariaaprenderesfacil.blogspot.com/2009/04/premio-compromiso-educativo.html

Por una magnífica labor.

Un abrazo:

Jacqueline

Ɣɑɲęşɑ dijo...

Pásate por http://tertuliademaestrasdeinfantil.blogspot.com/2009/04/premio-compromiso-educativo.html y recoge el premio compromiso educativo. Saludos

Betzabe dijo...

Jajjaja que salida tuviste: Atletismo!!!

Que lindo y que naturalidad!

Lo de la comida es un verdadero dolor de cabeza, yo me preocupo mucho pensando que no quiera comer, es algo que angustia muchos las madres.

Diego comio muy bien en las vacaciones y eso que probo carnes nuevas.

Estoy segura que gloria ira acostumbrandose de a poquito, no tienes alguna comida que sea impelable? a veces cuando diego se enferma le hago cremita de verduras que se que siempre quiere, nunca rechaza, pues come cremitas noche y dia mientras quiera y este enfermo.

Quizas Gloria como panquecas o algo asi y que como cuanto quiera las veces que quiera mientras dure el viaje jijiji

Hola, soy Concha, a Quique le ocurre lo mismo con lo de los juegos. No participa en juegos funcionales, por decirlo de alguna manera, es que no sé como expresarlo, no participa en los juegos como los demás. Pero, de repente, como todos los niños se sientes juntos, él va el primero. Si todos se ponen a correr, él hecha a correr con todos. Respecto a lo de las comidas, un calvario, todo le da como repelús. Por ejemplo, una hamburguesa, se la come, pero de pronto, nota algo más crudito por dentro y lo escupe. Así con todo. Una anécdota:a mi hijo, le encantaban las patatas fritas de bolsa, las de gorrineo, un día ya no quiso más y no ha vuelto a probarlas en su vida. ¿Por qué? No lo sé. Un abrazo.

Bettina dijo...

Hola Eva! A mi me pasa igual, siempre el tema de ir a algun lugar es la comida! Santi tambien corre y juega con otros chicos, pero no entiende si juegan a algo mas complicado como la mancha, entonces se frustra y se enoja mucho...pero que lindo es verlos jugar con otros chicos!!!!! Como te entiendo, y a Diego...Bettina mi hija mayor tambien me pregunto hace poco porque su hermano no podia hablar...pero la explicacion tambien la tomo como lo mas natural del mundo y dijo "aahhh!" y nada mas!!je! Espero que descanses de las vacaciones...jeje son agotadoras para nosotras...y te mando un beso, Bettina (santitequiero)