Halloween y las brujas




Este fin de semana ha sido muy intenso. Nos ha venido a visitar la abuela desde Asturias, hemos celebrado la fiesta de Halloween con los niños de la urbanización y hemos ido a ver los delfines, pingüinos y demás animales a Selwo Marina.

Tantas novedades, días de fiesta, todo ha salido muy bien, pero esta mañana hemos tenido un pequeño follón. Bueno pequeño lo digo yo, los vecinos no sé lo que pensarían de semejante alboroto.

Gloria esta mañana era la niña NO, parecía poseída por las brujas de Halloween: no desayuno, no hacer pipí, no vestirme, no colegio, no no no no no... hasta el punto de que llegó la hora de salir y no había podido conseguir que se pusiera los pantalones.

Al final tuvimos un pulso, y vencí yo aunque fue duro.

Le dejé claro que no iba a salirse con la suya, que íbamos a ir al colegio, y con la ropa que yo había decidido.

Pero en medio hubo gritos, rabietas, golpes, intentó romper los cajones de la cómoda, tiró al suelo la ropa, golpeó las puertas... en fin un show.
Yo con los nervios lo más frios posibles (vamos hecha un flan) me planté, y la dejé llorando. Me metí en el cuarto de baño y me duché, escuchando como aporreaba mi puerta durante un rato.

Cuando salí del baño me encontré a Gloria sentada en el sofá más tranquila. Pero sin hacerle caso me fui a secarme el pelo. (Ya llegábamos un hora tarde al cole). Seguía sin ponerse la ropa aunque ya no lloraba.

Me acerqué y le dije: poner pantalón. Ella dijo No. Yo dije: mamá enfadada. Y se derrumbó. Se dejó poner el pantalón, y salimos al colegio. Perdí una hora pero gané una batalla.

Era un capricho, como los caprichos de cualquier niño con la diferencia de que los caprichos de un niño sin autismo, se resuelven en menos tiempos, y las obsesiones y manipulaciones de nuestros hijos pueden llevar una pelea algo más larga. Pero gané. Y esa victoria es gracias a estar convencida de que su conducta se puede controlar. Ya no culpo tanto al autismo de sus rabietas. Ella es una niña que tiene también sus caprichos, y trata de imponer su voluntad, como cualquier otro niño, lo que ocurre es que lo hace de una forma diferente. Pero no por eso debemos ceder.
Yo no sé si lo hice bien o mal, pero lo hice, y al final cedió y se autocontroló. Ahora sólo hay que conseguirlo en menos tiempo cada vez. Bufff!!!

Mañana espero que lleguemos al colegio a tiempo.

¡Qué dura es la modificación de las conductas inadecuadas de nuestros hijos!



8 comentarios:

Kantu dijo...

Eva:
Me quedo pendiente el comentario sobre el video de la entrada anterior, la verdad que lo disfrute mucho.
Con respecto a esta entrada, primero que la foto donde estas tu y Gloria me encanto.
Y sobre los berrinches de la mañana, la verdad que con mi hija tengo mucha experiencia al respecto, pero con el pasar el tiempo ha hido cediendo, ella ya sabe que es inutil que grite, se revuelque, tire las cosas al suelo porque es cuando menos probabilidades tiene de hacer lo que le vengan en gana.
Pero coincido contigo, todo niño regular o no tiene sus berrinches, lo que pasa es que con nuestros hijos duram MUCHO MAS.
Pero bueno ha seguir sumando victorias para ganar la guerra.
Cariños,
Rosio

La modificación de conducta es a mi parecer bastante complicado según el caracter del niño. Para mi este tema como docente es el que mas me cuesta, y debo darte un aplauso de cómo lo estás haciendo. Mucho ánimo.

Por cierto Gloria aunque vestida d bruja parece una Señora Princesa.

Besos

Andrea dijo...

Uf si lo será! pero al final todo tiene su recompenza!, aunque nos demoremos ellos tienen que saber como cualquier otro niño, no a los caprichos.
Se vio preciosa vestida de bruja :D

Isabel dijo...

Hola familia, que bonitas fotos, Gloria esta guapisima.
Son durisimas ganar batalla, agotadoras mentalmente, pero bueno, lo que importa es ir consiguiendo cositas. Os mando un fuerte abrazo, y espero organizarme un poquito. Besitos guapa.

Ay Eva! Cómo quieres que se porte !! la disfrazas de bruja!!!!. Fuera de bromas, ya sabes que soy partidiaria de que debemos analizar con perspectiva solo de niños las cosas, e intentar evitar snalizar todo con "lupa autista". En fin, claro que ganarás la batalla !y la guerra!! una hora!!!! menuda resistencia tiene Gloria!!! y qué paciencia su madre!
Besos,
Esther

Estáis preciosas las dos de brujitas!!! Y enhorabuena por tu paciencia, has ganado una batalla y seguro que muchas más.

Pasa por mi blog a recoger un premio muy especial.

Saludos

Eugenia Romero
http://blogdelosmaestrosdeaudicionylenguaje.blogspot.com/2009/11/premio-papas-comprometidos.html

mara dijo...

Vaya par de brujitas estais echa jaja, estais guaisima
ya veo que lo pasais de maravilla por el sur.
y sobre tu paciencia es tu mejor arma, sin duda, no hay que dejarles que nos tomen la medida y salirse con la suya, no dejan de ser niños
besitos

Betzabe dijo...

Se ven preciosas las dos!!!

YO tambien he aprendido que no todo se debe achacar al trastorno, gran parte es solo conductas normales de los niños que se encaprichan de vez en cuando, el mio esta super malcriado, quiere hacer su santa voluntad, a vece sme hace escenas de este tipo, pero yo hago exactamente como tu. ;D