¿Qué comida te gusta? Espaguetis.




Hoy la profesora de Gloria le preguntó en el colegio, "Gloria dime una comida que te guste". Y ella contestó: "espaguetis".

Voy a contar esta historia, porque no quiero que se me olvide.

Mi hija, como ya he explicado en numerosas ocasiones, tiene un gran problema con la comida. No soporta casi ninguna textura, y tiene reducida sus alimentación a muy pocos sabores. Esto es característico de muchos niños con autismo. Restricciones severas con alimentos, negación a probar sabores nuevos, ritualismos con los platos y maneras de prepararlos incluso en el uso de determinados cubiertos o platos...

Este año, estamos haciendo, o intentando hacer un progresivo acercamiento a nuevos alimentos. Comenzamos en verano, y al principio tuvimos mucho éxito.

Usamos una agenda:

Colocamos como primer plato, un poco de un alimento o comida nueva, como segundo plato algo que le gustaba, y si y sólo si acepta comer las dos cosas, recibe un premio, normalmente chocolate o helado.

El primer día se negó. Comió el segundo plato y exigió el premio.

Como no había seguido la secuencia, no le dimos su recompensa. Esto provocó una enorme rabieta, que ignoramos, en la medida de lo posible (siempre intentando que no se autolesione), pero sin decirle nada, ni enfandarnos. Con la agenda le dibujábamos: como no has comido el primer plato, no hay premio.

Dejamos pasar unos días y lo intentamos de nuevo.

Cuando le presentamos la secuencia, comenzó a llorar, sabía que se quedaba sin premio si no probaba el plato. Aceptó a probarlo, pero lo escupió. Pese a que estábamos contentos porque había cedido, no pudimos darle el premio. Con la consiguiente rabieta.

Unos días después, repetimos (como digo siempre con el mismo alimento).

Esta vez, no sólo cedió a probar, sino que tragó, aunque la muy manipuladora sólo aceptó a tragar una vez. Por lo que tuvimos que premiarla.

Dias después, presentamos el alimento, pero esta vez, poníamos un número de cantidad que debía comerse para conseguir el premio: 3 veces. Al ver el número 3 se dió cuenta del cambio en la agenda y comenzó con sus protestas y lloros, pero accedió a comer una vez. Sin embargo se negó a seguir comiendo. NO obtubo la recompensa. Y soportamos otra rabieta.

No puedo decir exactamente de cuántos días estoy hablando, pero parecen eternos, eso lo aseguro.

Y finalmente, llegó el día en que aceptó comer. Y comió una cantidad adecuada de comida. Ese día hubo una gran fiesta en mi casa, os podéis imaginar.

Esto lo empezamos a hacer en verano, porque estamos más tranquilos, relajados, no hay prisas para ir a ningún sitio, ella está descansada... Para hacer esto todo el mundo debe saber lo que hay que hacer, y nadie saltarse la norma. Incluído Diego, que ha soportado unas buenas sesiones de gritos y lloros a la hora de comer, sin inmutarse.

Pero en verano cometimos un error. Al obtener éxito con el primer alimento, al día siguiente introducimos otro, que también probó, y al tercer día otro que también probó. Sin embargo cuando se percató de que cada día le estábamos poniendo alimentos nuevos, realizó un rechazo a todo. Y se plantó. Le daba igual el premio. Le daba igual comer. No quiso seguir sintiendo esa angustia de no saber qué le esperaba a la hora de comer. Nos precipitamos. Sus tiempos no son los nuestros. Quisimos ir demasiado rápido, animados por el éxito, y conseguimos destruir todo el trabajo conseguido.

Abandonamos el plan, porque se desestructuró toda la comida. A veces un mal paso , destroza el trabajo realizado por meses. Nuestro error fue que no llegamos a afianzar el primer alimento, antes de introducir otro nuevo, y la pusimos demasiado nerviosa.

En octubre, aprovechando que los dos hermanos comen a la vez, y llegan con hambre del colegio, comencé de nuevo el programa. Y lo hice un día que tenía espaguetis con tomate.

Otra vez igual. Paso a paso. Pero esta vez no cometimos errores, y seguimos. Todas las semanas al menos una vez, el plato, reforzando y aumentando la cantidad.

Y lo logramos. Gloria YA COME ESPAGUETIS.

Pero hemos conseguido aún más, ha consentido comer también macarrones, y farfalle, siempre que esté lleno de tomate y sepa más o menos igual que los espaguetis. Y también ha tolerado comer carne con tomate, con mucho tomate.

Ha asumido el sabor del tomate, que en un principio le resultaba demasiado fuerte, y ahora lo acepta en varios platos. Creo que puedo decir que ya hemos superado la prueba.

Pero no todo es fácil.

Mi hijo, toma espaguetis con queso. Queso Emental rayado y mezclado con el tomate.
Con las prisas, me equivoqué de plato y le eché un poco al de Gloria. Me di cuenta del error, pero no pensé que sería tan importante, era sólo unos pocos hilos de queso, mezclado en un enorme plato de espaguetis con tomate.

Empezamos a comer, y yo por supuesto no dije nada. Como cada día. Gloria tomó su cuchara con ansiedad y una sonrisa. Y empezó a comer. La primera cucharada no dijo nada, aunque su cara me preocupó. Pero a la segunda cucharada, comenzó a llorar desesperada: "Caca, Caca, tienen caca..."

"Tener caca" en la comida es que hay algún trozo mal triturado o extraño. Por ejemplo si el puré tiene algún trozo sin triturar ella lo saca de su boca, y dice "tiene una caca".

En este caso ella intentaba sacar la caca de su boca, saboreando... yo miraba asombrada.

Y de pronto ¡salió! Un hilo de queso. Había conseguido separar de toda la maraña de espaguetis con tomate que había en su boca, un mínimo trozo de queso. No lo podía ni creer. ¿Qué grado de sensibilidad tiene que tener en su boca para conseguir hacer algo así?

Temí destrozar otra vez el trabajo de tantos meses, y rápidamente le dije, no importa Gloria, mamá te lo arregla.

Me fuí corriendo a la cocina y preparé un plato nuevo sin queso.

Se lo comió entero.

Actualmente los espaguetis ya son uno de los platos preferidos de Gloria, así se lo dijo a su seño hoy." Me gustan los espaguetis." ¿Quién me lo iba a decir hace unos meses?

Es el momento de elegir un nuevo plato para introducir en su dieta . Se admiten sugerencias.

7 comentarios:

hola eva que hijos eh.... quien no es delicado en las comidas, si puidieramos comeriamos solo chatarra jajajaja. a mi me encantas los espaguetis jejejeje,besossssssssssss familia

Eva, tú sabes que Arturo come bien, aunque estamos pasando una racha regular. Siempre ha tenido la habilidad, desde que aprendió a comer, ha tenido una especial habilidad para sacarse de la boca justo lo que no le gusta. Puedes pincharle en un tenedor varias cosas, que las mete en la boca y saca justo la que le habías intentado colar. Sí es alucinante.
besos guapa!

Ya te conté que Javi comía fenomenal y ahora estamos otra vez en la etapa de los purés y cuando los come, por el se alimentaría de lácteos y galletas.
El método que habéis seguido con Gloria esta muy muy bien, claro que requiere de grandes dosis de paciencia, que ahora no tengo, pero en cuanto llegue una temporada más tranquila lo pongo en práctica.
Y cuando vengáis a vernos este verano a Gijón ya se que ponerle de comer: espaguetis, aunque seguro que ya comerá mucho más.
enhorabuena por vuestro trabajo y paciencia y un beso grande para todos

Marina dijo...

Es increíble, no sé cómo hacen, yo trato de que coma carne, de las mil y una maneras, y nada, siempre la descubre. Si le aviso que sí o sí lo tiene que comer, jaja, no existe sí o sí. Es muy chiquito, ya veremos.
Felicitaciones!!!

Eli dijo...

ME PARECE UN MÉTODO FANTASTICO, LO VOY A PONER A PRUEBA YA, Y SE LO VOY A COMENTAR A LAS DEMAS MAMIS QUE CONOZCO. GRACIAS POR TU ENTRADA.

Amaya dijo...

Ay Eva!! Cuánto trabajo y qué fácil parece contado en unas líneas!! La recompensa es increíble, así que FELICIDADES a toda la familia por la perseverancia. Me ha encantado que expliques el método y especialmente que seas capaz de evaluar el proceso y proponer nuevas estrategias (si es que te sale el rejo maestra!! jajajaja) Es una forma estupenda de demostrar que se puede conseguir!!
Y después de los espaguetis qué tal pasar a la pizza por seguir en Italia? primero una foccacia solo con base de pizza y tomate, y luego con un ingrediente que le guste? jamón, atún, bacon... el queso no le gusta o solo cuándo está en forma de hilos?
Lo dicho, con espaguetis y pizza Gloria ya puede ir de vacaciones y comer fuera en cualquier parte!! jajajaja Muchos besotes

Gracias Eva, ese metodo que cuentas para Gloria, a mi me servira para mi Nicolas.

Como siempre Eva, tienes ideas geniales !

Me gusto muchisimo el nuevo diseño del blog, con mi color favorito, el rosa. Fantastico que te ha quedado, te felicito.

Un besito a mi Gloria, por sus avances logrados en la alimentacion, es una reyna este nena tan lida.

Con mucho cariño, que pasen un fin de semana excelente.

Georgina.