Semana sobre la concienciación del Autismo 2 Carmen y Fernando.

Seguimos recogiendo aportaciones de muchos tipos para la Concienciación sobre el Autismo y sus Derechos.

Me gustaría contar aquí la historia de Carmen y Fernando.

Carmen es una mujer, madre,y artista. Su familia está rodeada de arte por todos lados, ella misma es poeta, amante del flamenco, editora de hermosísimos vídeos que reflejan lo más bello de la cultura andaluza... Todo en ella es elegancia, sensibilidad y buen gusto.

Es una madre coraje, que ha criado varios hijos, pero hay uno muy importante en su vida. Fernando.

Fernando ya es un hombre, aunque ella todavía se refiera a él como "mi niño", lo mismo que cualquier otra madre que nunca ve a sus hijos como adultos, por más que crezcan.

Fernando nació en una época en la que tener autismo era una rareza,y una desgracia, y su madre tuvo que luchar contra muchas cosas que se presuponían erróneamente.

Se enfrentó a un diagnóstico, con la certeza de que la "etiqueta" decía una cosa, pero iba a luchar para conseguir que su hijo fuera "Uno más". Y asi lo hizo y lo sigue haciendo.

No ha sido fácil,no lo es aún hoy. Pero aquí está Fernando demostrando que él también puede.



La lucha que afronta ahora, es conseguir un trabajo adaptado para Fernando. Fernando tiene un módulo de jardinería y albañilería y ha hecho prácticas en distintos sitios, y aunque están muy contentos con él... al final nunca le dan trabajo.
La Asociación a la que pertenece Fernando, se ha centrado en crear una Residencia para personas con autismo,"La Ciudad del Autismo" y la creación de centros de día. Pero Carmen no encuentra apoyo institucional para que su hijo consiga un trabajo, por lo que normalmente es rechazado debido a su "etiqueta" de Autismo.
Los empresarios no quieren contratar personas con autismo, aunque reciben descuentos y ayudas por hacerlo ,y la Federación de Autismo se compromete en ponerles un acompañante, pero prefieren contratar a otros adultos con diferentes diversidades.
Tener autismo es una lacra para conseguir un empleo adaptado, porque incluso entre diversos, hay diferencias y preferencias.

Desde aquí pido un trabajo digno para Fernando, porque es su derecho, y porque Fernando puede hacerlo.
Mientras tanto ¡¡Seguiremos en la lucha por la igualdad de oportunidades!!!!

3 comentarios:

Me emocioné mucho viendo el video el otro día. Pero hoy al leer tu entrada y conocer a esta familia un poco mejor, me he emocinado todavía más. Que maravilla de madre, que maravilla de hijo. Son todo un ejemplo de superación.
Ya toca que la sociedad les devuelva algo, no hay derecho a tanta discriminación.
Te puedo robar la entrada????. Esta hecha con una sensibilidad, el video es precioso.
Muchos besos

Marina dijo...

Digo lo mismo que María, son un gran ejemplo.
Yo espero que todo lo que hagamos hoy, se refleje en el futuro, como dice Guille, trabajemos ahora para que el mañana no sea un problema...
Besos

Ví el video. Y como es de suponer, me llegó, hondo. Con mi hijo con 30 años, que, tiene algunas habilidades, más¿quién le daría trabajo? lo único que hay-por aquí- es algún taller protegido.Con respecto a las residencias, está la ley, más, es pura letra.Y no hay unión para impulsar se cumpla, se efectivice. Los padres/madres que se ven, son los que tienen hijos chicos, parece que los de mayores se hubieran llamado a silencio.Seguirá siendo siempresolosiempreaparte? por ahora nos tiene, habrá que seguir luchando. María.