Una mami está llorando. Y no puedo consolarla.

La fiesta amarga de Arturo y Esther

Una mami, una amiga hoy está llorando. Y no tengo palabras para consolarla. No puedo decir que no pasa nada, ni que está exagerando. No puedo convencerla de que sus lágrimas no son necesarias.

Una amiga está llorando porque ha revivido en un segundo toda su vida. Porque en una pregunta ha tomado conciencia de que la respuesta es sencilla pero imposible.

Y está llorando amargamente de impotencia, sintiendo la injusticia que se ha cometido con su hijo, si con el suyo, por parecer diferente.

Pero no es diferente, hay muchos mas como él, muchos más que también sufren esa discriminación, y hay muchas más madres que también lloran de impotencia.

Y no. Hoy no.
Hoy voy a decirle a mi amiga, y a todas las mamis que están llorando, que es verdad. Que tienen motivos para llorar. Pero también les digo, que no vamos sólo a llorar. Lloraremos lo imprescindible, para sacar la negrura, y seguir caminando.

Seguiremos luchando por lo que creemos. Y exigiendo que nuestros hijos sean tratados como uno más. Porque SON UNO MÁS.

Pero lo haremos sin lágrimas, lo haremos con la cabeza alta, y el orgullo de tener hijos con diversidad funcional. Nuestros hijos.

Unícos e irrepetibles, como todos los demás.

Como la camiseta de Maria la hija de Miguel Gallardo: I'm unique, just like everyone else.

Asi que no te consuelo mami, solo te digo que seguiremos. Seguiremos, y seguiremos.

Hasta el infinito y más allá. No se cuándo ni dónde ni cómo , pero seguiremos.

Que esta canción os trasmita, LA ESPERANZA.


8 comentarios:

Marina dijo...

Tenés razón en lo que decís! Llorar para después seguir, con mucha más fuerza
Un abrazo

Yo tambien me uno con muchisimo amor, te apoyo Esther, y comprendo lo que estas sintiendo.

Yo tambien soy una madre con un hijo con autismo y se lo que estas pasando Esther.

Yo leo tu blog, me gusta mucho, se del gran amor y dedicacion que le tienes a tu hijo Arturo.

Un abrazo Esther para ti, lo que te duele a ti, nos duele a todas.

Georgina y mi bebe Nicolas.

Cristina dijo...

Eva,llorar és nuestro derecho...nos lo hemos ganado y yo,por lo menos, necesito llorar algunos dias...puede sonar tonto,pero llorar algunos dias me hace qu eal siguiente esté más fuerte y luchadora...me renueva...eso,sí,siempre,siempre,siempre tengo claro que llorar no me va a hacer débil,no me lo puedo permitir...por Natalia,sus derechos y su futuro ...por mi otro hijo,por mi marido y por mi...lloraré mientras no me haga perder fuerzas y de momento...creo que me he ganado el poder llorar de vez en cuando.
Esther...estamos contigo,cariño...llora,llora y llora cuanto te haga falta...Eva,eres un cielo de persona,que preciosa entrada le has dedicado.Un besazo a las dos!

:)

anabel dijo...

También, desde aquí, un besote enorme para Esther :)

NicoyEdu dijo...

Un besito muy grande Esther....Tote

mamadevalen dijo...

Sabes algo Eva? Ayer sali de orientacion a padres con la sensacion de que no soy tan debil como creia. Me quebre en plena sesion y la terapeuta me dijo "no te sientas sola, es logico q te pase esto, a vos y a todos los q pasan por esto".Senti q me entendia, puf, por fin... Ya esta largue todo, me libere, y ahora a seguir ayudando a mi princesa que me necesita. Se "le esta notando mas" y eso me angustia. PEro cuando leo lo q les pasa a otras mamas, se q no estamos solas en esto. Adelante, y que las lagrimas no nos tapen los logros de nuestros hijos!!!!

mamadevalen dijo...

Me olvide, todo mi apoyo para Esther.