Objetivos para el verano




Tenemos vacaciones en el centro de intervención al que acude Gloria. Vacaciones de Agosto.

Pero para estas vacaciones nos han mandado deberes, y es que como tantas veces he explicado la intervención con un niño con autismo debe invadir todas las actividades de la vida diaria, y las vacaciones no son menos.

Los deberes para estas vacaciones son pocos, sencillos pero debemos intentar ser constantes en su realización ya que lo importante es que las cosas que se trabajan en las sesiones se generalicen en el hogar y también en la vida diaria.

Tareas para el mes de Agosto:

1. Saludar: Decimos hola cuando llegamos a un sitio, entramos en algún lugar... También respondemos hola cuando nos saludan otras personas.
Decimos Adiós cuando nos vamos. Hasta luego, adiós... Esto en principio es sencillo.

2. Pedimos las cosas bien: tenemos que pedir permiso para hacer, o coger cualquier cosa, para entrar o salir, para ir a algún sitio. Mamá, Papá ¿puedo ver la tele? ¿Puedo coger el lápiz? ¿Puedo ir a la piscina?... Esto también es alcanzable para ella sin demasiados problemas.

3. Una vez que pedimos permiso, nosotros no siempre tenemos que dárselo, a pesar de que sólo escuchar a Gloria diciendo la frase nos deja en estado catatónico con la baba colgando y la sonrisa de...¿ha sido ella?
NOOOO. Tenemos que frustrarla, y decirle. "No, no puedes". (No siempre, pero suficientes veces para que vaya aceptando el no por respuesta). Ainssss aqui es donde empiezan a complicarse las tareas.

4. Cuando reciba el "no" es importante conseguir que Gloria acepte y aprenda que no puede hacer en cada momento lo que desea, y no debe reaccionar con rabietas. La frase que Gloria debe aplicar es: "Bueno, no pasa nada" o "Vale, no pasa nada". La teoría aquí es sencilla pero la práctica es que ante un "no" Gloria según en qué momentos puede parecerse a la niña del exorcista. Esto hay que seguir trabajandolo, Gloria ultimamente pone cara de sapos verdes, aprieta dientes y con mirada chispeante dice en voz muy muy baja... "vale, no pasa nada".

5. Debe estar bien sentada, mantener posiciones adecuadas en el coche, en la mesa, en los restaurantes, evitando posturas inadecuadas, movimientos excesivos... Esto es también bastante difícil de conseguir sobre todo si la visita es larga. Pero al menos hay que recordárselo cada cierto tiempo y no dejar que se relaje.

6. Este objetivo es nuevo, hasta ahora no habíamos trabajado directamente este objetivo, pero es muy importante. Tiene que mirar a los ojos, cuando pide algo o habla con alguien, o cuando le hablan. Y hay que explicarle por qué es útil mirar a los ojos: hay información que nos dan los ojos. Ayer se quedó sorprendida porque usando sólo la mirada y el gesto de la cara, entendió que debía mirar hacia un lugar. Gloria decía "Hazlo otra vez". Gloria entendió que a veces mirando a la cara puede saber intenciones de otros y recibir información que no dan las manos o la voz.
Para ella este objetivo es muy complicado. Mirar a los ojos requiere un entrenamiento constante pero al menos que se acostumbre a que cuando se le están dando instrucciones o ella las está pidiendo, tenga que hacerlo mirando a quien le habla. Por supuesto que mira como si fuera la gorgona medusa, el gesto no tiene nada de natural jajajajjaja, pero poco a poco irá entendiendo.

7. Tenemos que jugar con ella a muchas cosas y hacer que pierda. Anticiparle que antes de jugar debe recordar que puede ganar o perder. Y procurar que pierda. Cuando lo haga, no darle importancia, no consolarla excesivamente por haber perdido, aunque ella forme un drama. Simplemente normalizar la situación para evitar que ella sienta como algo terrible el perder en un juego. Esto es complicado también ya que Gloria siempre quiere ganar, y si no ve posibilidades de poder ganar a un juego directamente lo abandona o juega sola hasta que lo consigue. Odia perder. Por eso este punto es importantísimo, especialmente para entrenarla en habilidades sociales de cara a estar con otros niños compartiendo juegos. Si no asume que jugar es "divertido" aunque se pierda, dejará de intentar jugar a medida que no comprenda bien las reglas del juego o que haya jugadores más hábiles que ella. Y eso no lo podemos permitir, hay que conseguir relajar su actitud hacia la derrota y desarrollar su disfrute por el juego entre iguales, independientemente del resultado final del mismo.

8. Aumentar su tolerancia a los tiempos de espera. Debemos de pedirle que espere y que sea capaz de hacerlo. Primero con tiempos de espera cortos e ir aumentando progresivamente la exigencia de los mismos. Tiene que esperar cumpliendo las normas de estar sentada correctamete o no hacer gestos inadecuados, no correr, no gritar... una espera con comportamientos adecuados. Esto puede hacerse en los momentos en que esté más relajada, evidentemente no podemos elegir los momentos de mayor estres o cansancio para conseguir este objetivo. Pero en verano suele haber colas, no está mal hacerlas cuando algo le gusta mucho y aprender que hay que guardar turnos y hacer esperas para conseguir algo que le gusta.

Las dos últimas son aplicables a mis dos hijos, porque los dos necesitan de todo esto:

9.Necesita aprender a aceptar las correcciones que le hacemos. Sin malas respuestas y sin reacciones inadecuadas.

10 No debe responder cuando la pregunta va dirigida a otra persona ni interrumpir una conversación entre adultos. Debe esperar en silencio hasta que la persona conteste o termine la conversación. O sencillamente a que se le de permiso para hablar.

Mis dos hijos se saltan estas dos tareas, y Diego tampoco es muy bueno perdiendo, asi que el trabajo de la tolerancia a la frustración y los tiempos de espera pueden ser objetivos para cumplir con los dos y trabajar en familia todos juntos.

Qué felices vacaciones nos esperan jajjajajajjaja

Si logramos aplicar esto al menos dos o tres veces al día sin morir en el intento... aprobaremos en septiembre. :)

2 comentarios:

Rocío dijo...

Madremia pues si que teneis deberes jeje. La verdad esque estan genail, todas esetas cosas me suenan mucho por "mis niños" y es muy importante trabajarlas. Lo de no saber perder creo que es universal jaja Que os vaya muy bien als vacaciones y que aprobeis en septiembre :)

Cristina dijo...

Guau¡La de faena que teneis,ja,ja...bueno,algunas cositas tambien las estoy trabajando con Natalia,sobre todo lo del hola y adios y el mirar a los ojos cuando alguien le habla o ella pide algo a alguien o el mantenerse sentada (esto és agotador,je,je)...otras todavía las llevamos más despacio,Natalia és más pequeña y todavía son dificiles para ella...por cierto,que helado más rico tiene Gloria,si lo pillara Natalia que la pobre está pasando un verano,solo le damos polo si hace caca en le water,és el refuerzo que utilizamos y cuando ve un helado se vuelve loca¡¡
un abrazo¡