Paneles de conducta con alternativas.

A medida que la comprensión mejora, mi hija va adquiriendo también conciencia de realidad. Eso significa que ella es cada vez más consciente de qué se espera de ella, qué conductas son las adecuadas y cuáles no.
En el caso de mi hija, cuando incumple una norma o tiene una conducta desadaptada, se produce en ella un doble problema. Por un lado sufre el bloqueo propio que la lleva a esa conducta, pero posteriormente, se le añade el sufrimiento por no haber podido autocontrolarse, la conciencia de que está haciendo algo mal y no puede evitarlo.
Es un gran paso en su evolución, pero no por ello deja de ser complicado para ella.
En ocasiones sabe perfectamente qué conductas no debe realizar, pero no tiene suficientes herramientas para no repetir las conductas inadecuadas, porque no sabe resolver esas situaciones. Sabe que no debe enfadarse, pero cuando se enfada ¿qué puede hacer? Una vez que la crisis se ha desatado,  ella necesita adquirir una nueva estrategia de resolución de su conducta, porque ya sabe que no debe enfadarse, pero lo ha hecho. ¿Y ahora? ¿Qué hace con ese enfado que no debe tener pero tiene?
Es por ello que los guiones de conducta deben evolucionar, aportando como nos recomienda su terapueta, las "salidas" o "conductas alternativas" que queremos que sustituyan a la conducta inadecuada.
Pongamos como ejemplo una situación de bloqueo y desadaptación concreta:Mi hija está gritando porque no quiere trabajar en la mesa. Se intenta levantar, grita, intenta agredir... en ese momento lo fácil es decir: NO GRITES, NO TE LEVANTES, NO HAGAS RABIETA.
Pero es mejor no repetir ni verbalizar las conductas negativas y sí hacerlo con las que queremos que haga y se adquieran: " trabajo tranquila", " estoy tranquila y bien sentada", "estoy  tranquila y voy a trabajar muy bien"...
Puede que mientras hacemos esto debamos agarrar a la niña para que no abandone su sitio y salga corriendo, o tengamos que contenerla para evitar las conductas inadecuadas. Pero a pesar de ello seguiremos repitiendo: "Estoy tranquila, me siento y respiro tranquila, me siento en la silla y trabajo tranquila"...
Es importante no gritar nosotros, pero transmitir con gesto serio y contundente que no vamos a ceder, que seguiremos hasta que consiga la actitud adecuada.Que ella perciba que estamos disgustados con su actitud, con gesto serio y voz seria. Pero sin gritos ni pérdida de nervios por nuestra parte. Inflexibles, confiando en que lo va a conseguir pero demostrando que no cederemos hasta que deponga su actitud y la sustituya por otra adecuada, que es la que le estamos diciendo.
Cuando lo haga,cuando manifieste un mínimo de cambio de conducta, lo alabaremos muchísimo, elevando su autoestima y demostrándole que es una campeona y que se sabe portar bien. "___ se sienta muy bien porque es una campeona y sabe trabajar tranquila"... reforzadores que sigan repitiendo las acciones que queremos que se fijen y no escuche las que no queremos que repita. El reforzador social, afectivo, el tono de voz, el gesto... todo es importante para conseguir fijar esa conducta positiva.
Es muy bueno que ella también verbalice que está tranquila y va a trabajar bien, que lo diga en voz alta. Su autoestima está por los suelos cada vez que falla, que se salta una norma y que es consciente de que no ha podido hacerlo bien. Hay que llenar de ánimo el desánimo y convencerla de que va a ser capáz de que sabe hacerlo y puede hacerlo y lo hará la próxima vez.
Los apoyos visuales vienen muy bien para anticipar las posibles situaciones y recordar antes de una actividad que puede desencadenar una actitud desadaptada, las conductas que debe mantener si desea recibir la recompensa prevista.
No sólo debe cumplir una agenda de actividades sino también mantener unas conductas a lo largo de su realización. Antes de la agenda de actividades, presentamos las conductas que debe mantener a lo largo de toda la actividad. En el caso de que sea una actividad de grupo en juego, antes del mismo recordamos las normas: "Voy a guardar el turno y no me va a importar ganar o perder". Si gano estoy contenta y si pierdo digo "no pasa nada" y felicito al ganador. Ella debe repetirlo también con su voz. Y se trabaja también con guiones sociales y claves visuales.
Aquí os dejo un guión que Esther Cuadrado me ha ayudado a elaborar con pictogramas y conductas con alternativas. Este es el guión para mi hija. Aprovechando la idea, Esther ha realizado también otros en masculino y con letras en mayúscula y minúscula por si puede ser de utilidad para otras personas.
Podéis descargarlos desde su blog La Sonrisa de Arturo

Este es el que mi hija se ha llevado al cole. En este caso se recomiendan tres alternativas:
1. Decir "Estoy Enfadada", en vez de pegar, gritar o agredir. Conseguir que tome conciencia de su emoción e irritación y la verbalice es un paso muy grande hacia el control de las conductas.
2. Pedir ayuda a adultos: en ocasiones los enfados tienen justificación, y se deben a conflictos entre iguales que deben resolverse por adultos. Gloria no siempre sabe distinguir las injusticias, siendo muy vulnerable en este aspecto.
3. Estar tranquila: se trabaja por otro lado el reconocimiento de las emociones propias. Ella sabe que estar tranquila es no estar enfadada, respirar, estar sentada, no llorar, relajarse... Si consigue respirar, contar hasta 20, pensar en otra cosa... iremos en camino hacia el autocontrol y la reducción de reacciones impulsivas.


Nuevos problemas, nuevas estrategias, nuevos retos, nuevas soluciones.

3 comentarios:

Esta genial, como lo explicas, me viene de lujo, porque muchas ve es pierdo los nervios, aunque Javi toda vía no se frustra por hacerlo mal, pero si reacciona a mi enfado preguntando estas contenta?
Q bien me vienen estos consejos y felicidades por la entrada anterior es para enmarcar.
Un beso grande

Ohhhh.. gracias... me viene cómo anillo al dedo.
Con Nico me estoy volviendo loca... no se como hacer con sus rabietas...
El problema que Nico no tiene aún la comprensión de frustarse por hacerlo mal, ni reacciona si estás contento o enfadado... se cabrea me pega... tira las sillas.. y da portazos a las puertas...
A mi lo que me deja alucinada es que sólamente lo hace en casa... hoy tenía un día estupendo... fue a la terapia y la terapeuta quedó alucinada lo bien que ve a Nico, en comprensión sobretodo.. pero salimos de allí... y nos fuimos a junto de una tía que venía de Portugal.. se lo adelante visualmente y se lo dije todo el camino... cuando llegamos a junto de mi tía se bloqueó... la vió y se quedó perdido... a partir de ahí fue un calvario.. enfadado..frustado..llorando.. sólo quería colo.. y mi colo...no comió... y lo puse a dormir la siesta.. dije supongo que cuando se despierte estará más tranquilo... pues no... seguía cabreado...lo llevé a la guardería...se lo comenté a la cuidadora para que se fijasen... y cuando lo fuí a recoger me dijeron que Nico no estuvo en ningún momento cabreado... que allí nunca se cabrea... lo llevo para casa y una amiga le dijo que mi tía se había marchado.. buff otra vez... se cabreó durante 30 minutos.. y después le pasó.
Pero me deja alucinada que los cabreos no los traslade a ningún otro sitio... no se enfade en la guardería... y la estimuladora lo intenta chinchar porque quiere ver esa reacción de Nico ... y nada no lo consigue...ME TRAE DESESPERADA..., por eso gracias por que me parece estupendo éste panel

Dana dijo...

Eva,que bien lo explicas!!Es genial!!!Voy a intentar aplicarlo con Darius :)Es una prueba tambien para los padres ya que en muchas ocasiones lo mas sencillo es decir´´no hagas esto´´...Muchas gracias por los consejos, como siempre,geniales!
Un abrazo!