II KM Inclusivo. Juntos Podemos.

El domingo tuvo lugar el II KM Inclusivo en el Rincón de la Victoria. Es una marcha solidaria, ya que los 3 euros de cada participante, van destinados a ONGs del municipio. 

A todos los niños y niñas participantes y a los adultos con diversidad que lo desearan se les obsequió con un trofeo: una copa que fue la ilusión de muchos. De todos diría yo.

Todos vestíamos dorsales simbólicos ya que es una carrera en la que no hay vencedores ni vencidos, todos llegamos cuando podemos y lo importante es estar, participar.

Y allí estuvimos.

Había muchísimas personas, todas vestidas con la camiseta azul en la que aparece el lema de JUNTOS PODEMOS. 


Los participantes iban tranquilos, cada uno a su ritmo, unos corriendo, otros caminando, otros haciendo carreras en sus sillas de ruedas, otros refunfuñando porque se les hacía largo el kilómetro, otros dándose la vuelta a los 500 metros (que también estaba permitido), otros jugando con amigos, otros compitiendo como si la carrera fuera de verdad con podium, otros muertos de risa, otros con ayuda de sus familiares y amigos, otros ayudando a los que iban conociendo en la propia carrera...

Reconozco que me encanta pararme en mitad de la carrera y observar... Hago fotos y miro lo que hace la gente, cómo se relaciona entre sí, cómo colaboran... y de paso tomo aliento mientras espero a mis hijos que van muy rápido para mi.

Creo que lo más importante era la cara de ilusión de todos los que allí estábamos.

Y lo bien que nos lo pasamos antes y después de la carrera, gracias a la animación y la música.

Primero un precalentamiento con el baile del Gangnam Style... ver a medio pueblo saltando y siguiendo la coreografía del susodicho baile a carcajada limpia, no tiene precio.

Después para celebrar el final de la carrera y como no nos queríamos ir, más bailoteo. Los niños disfrutaron muchísimo. Los mayores también, para qué negarlo. Aún en tiempos de crisis las ganas de pasarlo bien no nos las van a  quitar, como bien dijo al final uno de los organizadores del evento.

Unos bailaban cerca de la animación, otros lejos, unos se metían al mogollón y otros se quedaban un poco más apartados, pero todos estábamos  juntos, cada uno a su manera.

Es algo  necesario para lograr la tan anhelada inclusión social. Hacer cosas todos juntos.

Hay muchas carreras para personas con diversidad, que se dedican al deporte, el deporte paraolímpico está muy desarrollado. Pero esto es otra cosa, no se trata exactamente de deporte sino de visibilidad y compartir actividades lúdicas. De vernos y estar juntos. Revueltos. La motivación es benéfica, pero al final se trata de vernos allí y sentir que todos somos parte de ese municipio, de esa comunidad, de esa sociedad. 

Asi, vemos tanta diversidad como realmente existe, niños superatletas junto a niños que avanzan usando andadores. Adultos "en forma"  junto a adultos que necesitan ayuda para caminar. Todos juntos. Todos animándonos. Todos bailando. Todos participando de un evento común.

Gracias a la organización por seguir apostando un año más por actividades en las que CABEMOS TODOS seamos como seamos. 


Estas carreras y eventos son necesarias para todos los niños y niñasque no destacan en deporte pero no pierden la ilusión de poder participar en una carrera en la que solo por intentarlo ya tienes premio. Quizá el único trofeo en deporte que podrán ganar nunca. Pero el más importante: el que te dan por ser quién eres y no por qué marca obtienes. 

Si el año que viene se organiza otra vez, pues allí estaremos de nuevo.

Porque JUNTOS PODEMOS. Y cada vez SOMOS MÁS los que queremos estar JUNTOS.


 



0 comentarios: