Un año después, un año de hostigamiento y sufrimiento. Seguimos. #estamosconvosotros



El 18 de marzo de 2016 se cumple un año y no hay soluciones.  

De momento y mientras no se demuestre lo contrario, hacer una huelga para echar a una niña con autismo de su colegio, permitir o consentir dicha huelga sin hacer nada para impedirla, sale gratis en este país. No se depuran responsabilidades ni por la huelga,  ni por la negación del derecho a la escolarización que mi hija sufre  desde ese momento, ni por la desatención educativa que durante años ha sufrido y ha llevado a que este horror tuviera lugar.
En la actualidad hay un proceso penal abierto en un juzgado pero a pesar de ello de momento la administración educativa  no ha depurado responsabilidades ni ofrecido soluciones.
Mi hija no puede ir al colegio porque la Junta de Andalucía  no  garantiza las condiciones educativas que su equipo terapéutico considera necesarias por razones de su salud.
Como cualquier niño enfermo , tiene derecho a estar escolarizada legalmente en su domicilio pero la Junta de manera arbitraria nos ha negado la escolarización a domicilio generando un  absentismo escolar y  abriendonos encima un protocolo de absentismo y  abandono de familia, cuando ya hemos solicitado dicha escolarización domiciliaria 4 veces y en ninguna de ellas se nos ha concedido.

Pues todo este daño, SALE GRATIS, actúan así y no pasa nada. Pasan los días, se suman las acciones lesivas pero no pasa nada, invadiéndonos una situación de absoluta impunidad e indefensión impropia de un estado de derecho.

Actualmente hay abierto un proceso judicial por toda la situación vivida con mi hija y las presuntas actuaciones delictivas en el asunto, de distintos cargos públicos, entre los que se podrían encontrar mis propios superiores, puesto que soy profesora de instituto funcionaria de carrera y trabajo para la Delegación de Educación de Málaga.

De forma paralela a todo lo que he expuesto arriba se me diagnostican a lo largo de todo este año, patologías graves e incapacitantes derivadas de una situación extrema de estrés continuado, afectando dichas patologías a mis destrezas básicas, capacidades cognitivas, e incapacitándome para llevar una vida normal y autónoma.

Pues bien, de manera continuada se me está denegando el derecho a la licencia de incapacidad temporal, (baja laboral) a pesar de tener acreditado con diferentes informes médicos mi actual estado de salud, y ser conocedores en la asesoría médica de la Delegación de Educación, de la delicada situación personal y familiar por la que estamos pasando desde hace un año.

Estoy sufriendo una situación que yo siento como de hostigamiento laboral, que no quiero pensar sea una consecuencia directa de lo anteriormente expuesto, aunque  ya no sé qué pensar. A pesar de haber aportado informes médicos y acreditar que estoy incapacitada para llevar una vida normal y hacer mi trabajo, de manera continuada y arbitraria se me niega la posibilidad de una incapacidad temporal.
En la actualidad yo creo que no puedo en mi situación hacerme cargo de un puesto laboral que implica dar clase de música  a 10 grupos de ESO,  unos 300 alumnos, entre otras cosas porque estoy incapacitada para llevar una vida normal, requiriendo ayuda externa para realizar muchas actividades básicas de la vida diaria. 
Además bajo mi opinión se está  incurriendo incluso en irregularidades  como denegar mi  baja laboral siete días antes de haberme citado y evaluado el médico, habiendo ya sido necesario incluso acudir a los tribunales para reclamar actuaciones correspondientes  a otras irregularidades similares ocurridas el curso pasado, y a pesar de lo cual desde delegación continúan este curso con el mismo planteamiento.
Actualmente el equipo jurídico de la familia estudia si las actuaciones expuestas pueden ser constitutivas de algún tipo delictivo porque creemos que estamos sufriendo un hostigamiento institucional continuado, injusto y despiadado.

Os solicito difusión de la situación que estamos viviendo. Esto está ocurriendo. Sigue ocurriendo un año después.
Toda la información de lo que está pasando aquí 
Colabora con nosotros firmando en Change.ORG







3 comentarios:

Eva joer..que cabronazos no encuentro otra palabra. Sera que el acoso es lo suyo..no tiene explicación. Abrazotes. #estamosconvosotros

Que duro es ver la injusticia hacia nuestros hijos y la falta de empatía hacia nosotros los padres que también sufrimos en todo este proceso. Ojalá lleguen pronto las soluciones justas a sus vidas. Abrazos y mi apoyo aún desde un lugar tan distante como mi país Puerto Rico, pero entendiendo muy de cerca por todo lo que pasas. Hacia adelante..No te Rindas!!

YuRe dijo...

Desde aquí #estamosconvosotros Ánimo Eva, todo se tiene que solucionar... un abrazo fuerte